MEN’S CORNER

En el pellejo
de los hombres

¿Piel de cocodrilo? Nada de eso...

La piel de los hombres, un 20% más gruesa que la de las mujeres, es mucho más rica en colágeno y elastina. Por ello, sus arrugas aparecen mucho más tarde.

Los hombres son definitivamente más afortunados que las mujeres…

Pero no hay que olvidar que las afeitadas frecuentes, la contaminación y una producción de sebo abundante agreden la epidermis masculina y hacen que ésta también requiera numerosos cuidados. Señores, compruébenlo ustedes mismos: pasen un toallita Frescor Algodón por la cara al final del día y constatarán las huellas que deja en su piel el ajetreo diario.

Es la prueba de que Demak’Up™ también puede ayudar mucho a los hombres a conservar su belleza.

Entrevistando al experto

Cremas, antiojeras, autobronceadores, polvos para dar una mejor apariencia… Los hombres ganan cada vez más terreno en el baño.

Marisa, gerente de una tienda de cosméticos para hombres, nos explica la relación que los hombres mantienen con su piel.

¿Qué buscan los hombres cuando entran en su tienda?
Depende del perfil de cada hombre. La mayoría de las veces vienen en búsqueda de algún producto que solucione su problema de piel grasosa o que camufle las imperfecciones, pero sobre todo que contrarreste los efectos del afeitado. Hay que decir que los hombres buscan cada vez más productos que los ayuden a verse menos pálidos durante el invierno.

¿Aceptan todos dedicarle tiempo a la belleza de su piel?
Los tabúes tienden a desaparecer. Pero es verdad que hay hombres que disfrazan todavía las verdaderas razones que los llevan a solicitar tratamientos de belleza. Por ejemplo, hablan de crema para después del afeitado cuando en realidad se están refiriendo a una crema de día…

¿Cuál es el mejor consejo que se puede dar a los hombres?
La piel de los hombres, al igual que la de las mujeres, debe limpiarse correctamente, sin olvidar nunca hidratarla suficientemente.
De todas formas, considero que lo primordial es dar consejos a la clientela masculina utilizando siempre términos técnicos y racionales. Es muy importante liberarlos de todo complejo, ¡sin infantilizarlos!