MEN’S CORNER

Confidencias masculinas

Doblemente enamorado. Por Luis.

Mi mujer es bella por naturaleza. Se acicala muy poco, casi no lleva joyas y, sobre todo, nunca se maquilla. También por eso estoy enamorado de ella. Sin embargo, una noche, en un cóctel al que asistí sin mi esposa, me quedé extasiado al contemplar a otra mujer. Su mirada era tan intensa, su tez tan sublime y su boca tan apetitosa que yo me dije «si se me acerca, no podré resistirme». Luego observo con horror (o encantado) que la bella desconocida se dirigía hacia mí. El deseo y el sentimiento de culpabilidad me dejaron paralizado. La mujer puso su mano en mi hombro y creí que me moría. A continuación me susurró al oído: «Debiste haberte puesto la corbata roja».
Era mi mujer, que se había maquillado.

¿Un buen perdedor? Por Carlos.

20 minutos, a veces más. Es el tiempo que necesita mi compañera cada vez que tenemos una cita. Yo sé que a las mujeres les lleva tiempo prepararse, pero a mí me parece una exageración.
Cansada de que la criticara en relación con su puntualidad, me desafió a que me maquillara yo solo y sin cometer errores (con rímel, lápiz de labio, base de maquillaje, colorete, etc.) y que además lo hiciera en 20 minutos. Si yo ganaba, ella aceptaría mis reproches sin chistar. Si yo perdía, ella colgaría en la sala de estar la foto con mi cara maquillada.
Resultado: desde ese día he dejado de invitar a mis amigos a la casa…

Ser papá no es nada fácil. Por Vicente.

Yo sé hacerle trenzas y tararearle las canciones de Justin Bieber. Gracias a mi hija de 5 años he tenido que aprender muchas cosas. Pero maquillarla, eso nunca.
El día en que la pequeña metió sus narices (y toda la cara) en el neceser de maquillaje de su madre, mi mujer no estaba en casa. Además de que se me había hecho tarde para llevarla a la escuela, tuve que improvisar desmaquillándola con la esponja de la cocina. Dos horas más tarde, la directora me llama para avisarme que mi hija tenía una reacción alérgica. Por suerte se recuperó rápidamente.
Así que, para que mi hija me perdonara, la llevé al concierto de Justin… La próxima vez, ¡les aseguro que utilizaré un producto Demak’Up™!